SonrisasSaludBienestarRelaxBelleza

Complicaciones cuando crece un tercer molar traumatizado

por | Ago 8, 2017

Cuando las muelas de juicio no pueden erupcionar en forma adecuada pueden provocar infecciones, caries de dientes adyacentes, enfermedad de las encías o formación de un quiste o un tumor.

Las cordales son popularmente conocidas como las muelas del juicio. Suelen empezar a aparecer entre los 17 y 21 años de edad, aunque en muchas personas pueden salir antes o después. Hay a quienes les salen las cuatro muelas cordales y quienes solo tienen dos, normalmente solo las de arriba y las de abajo por su herencia genética no existen, aunque puede ser al revés.

Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal, y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca. Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse.

Según los expertos, es un cordal que provienen de nuestros antepasados. Hace miles de años, probablemente eran muy útiles para la difícil trituración de los alimentos de la época. El hombre moderno ha evolucionado, y hoy en día su función en el cuerpo humano es irrelevante, de ahí que se recomienda en la mayoría de los casos la extracción. Aun así, hay casos donde suele ser útil y se recomienda no extraerla, por ejemplo si se ha sufrido la pérdida o extracción de alguno de los molares vecinos, la muela del juicio puede desplazarse y ocupar su lugar perfectamente, siempre que aseguremos que crecen de forma adecuada y tienen tejido de encía saludable a su alrededor.

Cuando las muelas de juicio no pueden erupcionar en forma adecuada, se las denomina “traumatizadas y, en la mayoría de los casos, es necesario extraerlas, aunque puede suceder también que todavía sea demasiado temprano en el desarrollo dental de una persona, y a medida que el tiempo pasa, las muelas pueden crecer adecuadamente.

Es importante que el dentista examine la boca y realice unas radiografías para determinar si las muelas están traumatizadas o si crecerán adecuadamente. Las muelas traumatizadas pueden derivar en infección, caries de dientes adyacentes, enfermedad de las encías o formación de un quiste o un tumor.

En general, estas son las complicaciones más habituales con respecto a las muelas del juicio:
1.-Cuando la pieza no tiene capacidad de erupcionar, y causar problemas tales como infecciones o la formación de quistes.
2.-Cuando solo puede erupcionar parcialmente. En estos casos, los alimentos quedan atrapados en las encías y pueden causar una infección, hinchazón, el crecimiento de un tumor o quiste y dolor.
3.-En caso de que la muela del juicio crezca mal alineada y dañe los dientes adyacentes.
4.-Puede suceder que se forme un quiste cerca de la muela de juicio con capacidad para destruir las estructuras circundantes, como hueso o raíces de dientes.

Cuando se producen complicaciones, en la mayoría de los casos se necesita un tratamiento con antibiótico y un analgésico antes de la extracción, recetado por un dentista de confianza que establecerá asimismo recomendaciones específicas y personalizadas a las necesidades y características del paciente.

Policlínicas Nacar

clínica dental estética podología quiromasaje nutrición

Lo esencial es disfrutar de la vida,

ser feliz

Esto es lo único que importa

Clientes VIP Consulta la opción de tarifa plana en todos nuestros servicios

Última tecnología a su servicio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: